miércoles, abril 12, 2006

LA LUZ NO SE APAGA.


Café supliendo vicios para vigilia, arrastrando candor de pómulos, libros en abandono, y no sé de quien es la culpa.
Arrastrar, caer enredados, la antología se asoma, se compone la rebelión en estados destruidos, barricadas parecen tus labios de bosque.
Pido un rincón de tu cama, sea mi nido, encontremos lo perdido, colmemos vacíos.
Recordar en pseudo rimas empedradas, empolvadas, costumbre tiznada campesina, de una ignorancia que solo conoce vuelos sentidos en deseos extranjeros, viajeros.
Si fuera culpa de la lírica... si todo fuese responsabilidad de ‘dos’ más un minuto cincuenta y ocho segundos... nada tendría valía... el ruido ambiental, parece una coincidencia... en frecuencia modulada... repetida en ecos de mandíbula ágil... de precisión pluvial... se lava el fondo para llegar a orilla con secretos perlados...
Mientras otras notas suenan... te miro sombre el hombro moreno, sin cubrirme, abrazando con celo tus piernas... esperando... que no sea solo la premonición del sueño.

4 comentarios:

Atcharya dijo...

QUE LINDO!... Sentidas, delicadas y DEDICADAS son tus palabras Elena.. mas resuenan a un amor dolido, sitiéndose desde la "distancia", embebidas en la sustancia opícea que te deja un sueño interrumpido por el agudo e insoprtable RIIIINNNGGGGG!!!!! despierta despierta.., del sonido del despertador por las mañanas.. UF ..

Un abrazo onírico y un beso

santolaya dijo...

bonitas palabras, me gusto

Agustin dijo...

Mejorando aun mas, el manejo de tus textos, pinceladas brillantes que se acomodan solas. Buen texto, nos seguimos leyendo.

PELA'O 2.0 dijo...

T'A BONITO GURU GURU....
ESO... COMO QUE TENIS LA MEDIA CONFUSION EN EL INTERIOR DE TU BLONDA CABELLERA....