jueves, abril 27, 2006

CRUDO



Más fuerte te decía con los dientes agarrotados
entre tus dedos....
y el dolor color sangre........
Mientras el cartílago cedía a tus embestidas
fieras;
Tu pubis contra mis ancas desafiaban el ritmo.
Tu dedo húmedo retorcía mi pezón altivo que parecía resistir la persuasión ligosa y obscena.

Tu lengua cascabel
recorría mi cuello quebrado en escalones;
como obligándote a descender con prisa
y sacar un juego de índices y pulgares vueltos tenaza.

Cambiaba el cuadro como reflejo de suelo...
boca arriba derramaba gritos irónicos
ahogando tu aliento entre llave de piernas cruzadas.

La boca seca y el sexo convulso,
tus brazos quebrando escapismos,
yo atrapándote entre mi costado en llamas.

En el aire tus pies afirmando la danza,
mis uñas se enclavaban,
y un beso laceraba sellando el encuentro.

Aunque no me hayas prometido nada ni pretenda
Repetirlo mañana.

1 comentario:

Mar de Isaac dijo...

Ese fue nuestro encuentro efusivo
ese duelo de contrictores devorandose en pasiones fugases.