sábado, abril 25, 2015

PADEZCO














DE:

Sueños premonitorios
Clarividencia  incongruente

Humana debilidad

Pudor avergonzado
Mancha profana
Persistencia inmisericorde

Desenfreno pagano
Deseos mundanos

Sed lujuriosa
Obsesión  pecaminosa

Tentación bulliciosa

Vicio libidinoso

Tortuosa inmoralidad

////////////////////////



No puedo darte madrugadas
Y es que honestamente.no. No me lo has pedido
Te regalo sonrisas y gestos
Mi artillería precaria cada vez más insignificante y autodestructiva

Y tú… ni desnudo ni en pose estás aquisiemprepresente
A solas me acompañas
Entre multitudes me aíslas de algún modo
Entonces eres… la vastedad de un paisaje generoso
La soledad de un lugar inhóspito
La inmensidad del mar, la misma que me quebranta  y aterra
Todo lo profundo, aquello que no quisiera pensar,  todo aquello que no quisiera sentir, eres de quien quisiera huir aún prendida de tu cuerpo, ya sabes, maldecida y  esclava.
Quisiera gritarte, pregonar  tu nombre desde lejos, y que por un instante mi voz te alcance, hacerte girar, lograr  prestes oído a este cosquilleo travieso, que aceptes distraerte, sacarte la pena, enderezarte la espalda, sacudirte el sombrero y la solapa, arreglarte el cuello, anudarte la corbata.
Y tal vez la procesión conste en negar  la mitad de este apocalíptico panorama, de futuro aciago, de destino aprisionado .
Adoro tu risa, veneraría eternamente tu sonrisa, a pesar de no ser yo el accidente indecente que la roce un último día.
Mantengo: posees la tentación más genuina por la que moriría,
Placer sublime entregarme al puñal que enfundas si  bajas la guardia, si tan solo me miras.

Algún día lograré someter el cauce de un río, cincelaré con pluvial virtuosismo el surco en la piedra.


Y a lo anterior, agregar que se ha vuelto oficio desnudarme en cada ronda de palabras.

4 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

aqui estoy escribiendote y sin juzgar lo que escribes
te digo es bello

Elena dijo...

Gracias por tu visita. Gracias por el aliento!

Soy Mujer dijo...

Un hermoso poema para una hermosa mujer

Darío dijo...

Podría decir que sos casi perfecta...