viernes, abril 10, 2015

De mañana




Se  me ocurren palabras,  pero solo  intento convencerme que la paciencia me alcanza.
Hay días pálidos, tenues e impávidos,  donde el quererte es el equivalente exacto a no decirte que me dueles,  y ese áspero silencio me encoje y aflige.
Hay  días en los que eres más que la brisa, eres risa, eres todo el viento. Te cuelas indómito como  sol que amanece. Sublime y tenaz, eres también la luz que me rodea y atardece.
Resistiéndome a la ansiedad que aun me causas, cada nuevo día, a menudo/ cada dos horas de esas impares, entrelazo los dedos, aprieto los labios, respiro hondo,  entonces tu idea me recorre  veloz y cautiva; me concentro, te juro intento conciliarme contigo,  liberarte es el modo que encuentro  de menguarte, me ensordeces  ‘eres ruido ’.
Cierro mi puerta, intento  una salida, y en búsqueda de ese alivio, abro una  ventana, confío alargará mi respiro, y comprendo que dicho escape es un especie de  aliento introspectivo.

Aprendiéndome en el tránsito, mi dolor es poder y transformo, con fuerza esquivaré la desdicha, comeré de tu honestidad repetida, decidida abriré el camino y me apropiaré de tus miedos.
Creeré cuando simulas, ignoraré que te escondes, me reiré de mi mala suerte, coquetearé con mi rebeldía, conversaré con tus medios días, sonrojaré a tu franca debilidad, convenceré mi incredulidad, me allegaré a tus buenos motivos, negaré tu voluntad que me busca y  persigue, ocultaré que mi corazón es  de tiza.Señor hay días  en los que me sobrecoge su necia dualidad, y en mezquino acto persuado a mi tibio abrazo,  lo llamo a que regrese, que  se aloje en mi profundo egoísmo.


Sé que usted en inexplicable respuesta, eximida de venganza,  llegará a casa  y antes de cruzar el portal, sacudirá sus  pies, y en ese  ademán  purgará con violencia las dudas que le sobrevuelan los  hombros.

4 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

que maravilla que bien que escribes

Elena dijo...

un honor tu visita.
tú lo haces espectacular.

RECOMENZAR dijo...

y no es por casualidad que las almas se unen
todo es por algo
¿ no lo crees?

Elena dijo...

bueno, antes vivía en una constante negación, tan obstinada, sin querer aprender.

Ahora... estoy abierta a aprender...

por tanto, he comenzado a creer que debe ser cierto, y que finalmente todo pasa por algo.

La única convicción poderosa, es que no me arrepiento, me lamento un poco, solo un poco, pero no me arrepiento

saludos!