lunes, marzo 12, 2007

H/D


ueles


Aliadas en mi piel, flores y besos plantados
Suspendidos ahora como sombras
Irracionalmente temerosas
De mi voz
Vagando entre las calles
Cobijadas de árboles
Único atavío
Al esperar la noche
Probos testigos
Marginados hoy
De este contexto
Sabor a destino

¿Frágil?

Te nombro, te espero,
Te oculto

Reniego

Mordí el anzuelo
Veneno de tu lengua
Arribó entonces un miedo criminal
(jadear tu ausencia
o padecer estigmas)
Confusos/lívidos/secretos
‘No me abandonan’

Sin voluntad o culpa
Lentamente/Derramarás el vino ‘prometido’
Que tú y yo nunca bebimos…
***

Resignada/vuelta piedra
Vuelta piedra/resignada

Resignada

Piedra
Piedra.
Piedra.
Piedra.

10 comentarios:

Evora dijo...

.........me quedé "jadeando su ausencia", siglos ya.....


Bellísimo, lo mas hermoso que te leído ultimamente.

Besotes y abrazososos

PELA'O 2.0 dijo...

KE WE'A NO!!!

santolaya dijo...

espero que pase este estado de
piedra.
hermoso poema
saludos

Pao dijo...

Sutil pero intenso...

Por que será que siempre renegamos y luego mordemos el anzuelo? y luego volvemos a renegar... no hay caso parece.

Juan Carlos Morgado dijo...

Lo mejor de todo es que cuando nos resignamos ... valoramos la vida y volvemos a nacer.


Que tengas un buen día
Un abrazo
;)

ElPoeta dijo...

Hermosos versos, Elena, intensos, sentidos y duros como la piedra... Felicidades y un beso,
V.

gonzalo dijo...

te imagino rodeada de piedras.

Mar de Isaac dijo...

Mineral
inmovil
frío

soy normal
con transformación standard.




Pronto vuelvo...

P.D.
Hace tiempo que no leía tus letras y leerte me ha dado de nueva aquella sensación de como cuando te leía por primera vez.

gonzalo dijo...

por qué los rios conocen tu nombre?

Rafa dijo...

Te digo algo..?






























:)