martes, agosto 29, 2006

HOY



Por mi espalda en cadencia, dejando heridas de fuego va una dulce melodía de semillas, el escalofrío ‘cosa de mi vida’ marca que me enrosca la sonrisa.

No he querido contarte del grito ese que no me atrevo... te he dicho, lo sé, miles de ‘cosas’ pero es este un trozo de verdad que porfía en mi pecho, ‘entre que sale’, pero ahí se queda.

En lo más alto, cuanto más arriba, de la memoria la piel no se olvida, no temblor de calor y cuerpo, sí creo en tus ojos, los míos, el abrazo... en lo divino del contacto.

Es que al descuido dices: 'eres tú, tú quien existe', lo tomo como suficiente... y que el agua corra, y los perros ladren...en el orden que me diste:
harto
mucho
demasiado.-

Soñar con un día... tener la voz y las caderas para contarte otra historia... que huela limpia con sol libre de mañana, solcito tibio allá por la tarde, ya de noche con la calma ‘luna nueva’, de cortinas movimiento suave y el suspiro largo de ventanas.

¿Viste que es alegre como niña, trocitos de nube en el pelo que es loco de viento, con la mirada que va contenta a encontrarse contigo, que te convida de esa hambre a flor, y luego no se te olvida?

6 comentarios:

Rafa dijo...

Gracias Elena.
Por estas palabras y por otras.
Un beso.

grandchester dijo...

Mortal tu fuego.

grandchester dijo...

http://uncuartodecuerda.blogspot.com/2006/08/canto-elena.html#links

Rafa dijo...

como será besar tu demasía...?

indianguman dijo...

que corra el agua, que los perros sigan ladrando...
si lo que existe es bello e inocente...

ayayai bonita. qué foto más linda!

Rafa dijo...

y si te digo algo...?