martes, febrero 24, 2009

எ லாஸ் டோஸ்



Se me ha manchado la boca de un color que aún te extraña, me valgo de una hojita mezquina/apretujada/nace un manifiesto suicida si al rato odio cada palabra que no me oyes...

-Que fui una cobarde, nunca te dije:

Te amo con la humildad de esas casitas de madera incluyendo todo el humo de sus chimeneas

Te amo con la dulzura del viento al secar tu camisa de mi cordel pendida


Desde entonces

Vuelta calor
Vuelta brisa
:::
:::
:
.

3 comentarios:

X.- dijo...

Me parece hermoso lo que has escrito, sencillo, más no sin contenido, es el tipo de cosas que me deleita leer...


Cariños---

Cpunto dijo...

un insecto amanece y no sabe del mundo más eso que ve,

entibias las manos tan frías y guachas,

muac

anelE* dijo...

"...odio cada palabra que no me oyes..."

uf...............!