miércoles, octubre 04, 2006


Pensaba en una hora, un momento del día, que tuviera esa sencillez cotidiana de comodidad, evocando buenos o mejores tiempos, y me robé un sábado después de las tres, ropa clara, cómoda y actitud de acogerte para hacernos compañía.

¿Te invito bosanova por la tarde, con el ritmo suave de mi cuerpo?

Tendidos en el piso, ‘fresquitos’ volando entre historias, en juegos de traspasarnos pensamientos nos miramos en un revés de pescaditos, tus ojos, las suaves caricias, tus brazos rodeándome la cintura mientras le pintas besos/manchitas a mi vientre.

Y así me crecen alas...

4 comentarios:

indianguman dijo...

qué lindo, eso de quedar manchada de besosos, besos de esos que crían alas.....

yo acá ya me desperté, son las siete de la maniana y me voy a la ducha.

dulces suenios amiga

Evora dijo...

..........que te digo niña?


que belleza incontenible la de tus palabras vividas....


Besitos, muchos.

rdelirio dijo...

bossanova..QUE RICOOO!!

Agustin dijo...

"Alas" para recorrer un recuerdo, una sonrisa, una historia, unos besos, me acuesto pensando en las canciones, en las promesas, y me veo ahora solo, recordando, recordando...........